Realizan Mesa Panel «La política también es de jóvenes»

En Yucatán la juventud representa casi el 30 por ciento del electorado que podrá votar en las elecciones el 6 de junio el próximo año. Sin embargo, la participación en las urnas de las y los jóvenes de entre 18 y 29 años de edad aún se encuentra debajo de la media nacional.

 

Por tal motivo, es de esencial interés para el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán conocer la situación de la juventud y sus propuestas para fortalecer la cultura democrática del estado, afirmó la Consejera Presidente de este órgano electoral, María de Lourdes Rosas Moya, durante la inauguración de la Mesa Panel Virtual “La política también es de jóvenes”.

 

La Consejera recordó que la entidad ocupó durante el pasado Proceso Electoral el primer lugar en participación en las elecciones con la votación de un 74.5 por ciento de las personas con credencial de elector, que integraban en ese entonces la lista nominal. Esto, dijo, es un porcentaje superior a la media nacional del 54 por ciento.

 

Sin embargo, continuó, en el rango de edad entre los 18 a los 29 años de edad votó el 53.7 por ciento de las y los yucatecos con credencial de elector, con estos porcentajes hay una tercera parte de jóvenes que no votó.

 

“Desde el IEPAC estamos interesadas e interesados en conocer qué motiva a la participación de la juventud, ya que sabemos que hay un gran interés de ellas y ellos y se busca contribuir a una cultura democrática en nuestro estado y nuestro país”.

 

Durante el evento a distancia, transmitido por el canal de YouTube Iepac Yucatan, la Comunicóloga con experiencia en organizaciones que promueven la participación ciudadana, Melissa Platt, afirmó que “estar informados, tener toda la intención de votar y tener un voto informado a futuro es lo que te hace participar en política y saber qué le puedes exigir a tu dirigente o autoridad”.

 

“Tenemos que hacer un cambio en el sistema educativo desde pequeños para que las y los jóvenes se interesen en la política. Es llegar desde la adolescencia, no cuando estén cercanos al voto, hacer que vean lo interesante que es desde la niñez”, expresó.

 

“Tenemos que buscar la forma de que la gente que no cree en la política, que está harta y que no cree en los partidos, sepa que no va a llegar un día un partido político con las soluciones, que va a ser la esperanza de México un partido nuevo, lo que va a hacer que haya una esperanza nueva para el país y para la sociedad será que más gente nueva sea la que traiga nuevas ideas, sean jóvenes o sean adultos”, acentuó.

 

El Profesor-investigador de tiempo completo de la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, Mario Alfredo Hernández Sánchez, advirtió durante su intervención que existe una discriminación estructural que afecta la participación política de sectores como en el caso de la juventud.

 

Esta discriminación, dijo, es independiente de la voluntad de las personas, por más esfuerzo que hagan las y los jóvenes por superarse hay obstáculos para ellas y ellos; es previa a la participación de las personas, ya que vamos creando sectores de jóvenes en los espacios de participación en los partidos políticos y no se les deja participar en otros sectores; además, la discriminación surge en un ámbito que abarca otros ámbitos, son discriminados en el ámbito educativo y esto se traduce a menores oportunidades a acceder a otros servicios como la salud, y esta discriminación estructural afecta la participación política.

 

Detalló que, según datos de la Encuesta Nacional de Discriminación 2017, casi la mitad de las y los jóvenes viven en situación de pobreza en el país y con estigmas que les van criminalizando y los prejuicios, estigmas y construcciones sociales sobre la juventud van condicionando las prácticas discriminatorias que generan brechas de desigualdad.

 

Señaló que al menos uno de cada cinco jóvenes ha experimentado algún tipo de odio o conducta discriminatoria en redes sociales y, además, hay brechas de desigualdad de género, ya que ocho de cada 10 hombres jóvenes perciben ingresos, pero apenas cinco de cada 10 mujeres jóvenes lo hacen, muchas veces porque ellas realizan tareas en el hogar por las cuales no reciben una remuneración y al realizar estas actividades no participan en política.

 

Consideró que las agendas políticas están centradas en los adultos, lo cual se puede revertir a través de un fomento de la participación cívica de las personas jóvenes.

 

Mariana Piña Tun, estudiante del quinto semestre de la Licenciatura en Derecho de la Universidad Marista, afirmó que si se desea que la juventud sea partícipe se debe escuchar sus opiniones.

 

Deben escuchar lo que nosotros queremos, y no sólo desde una perspectiva de memorizar información, sino saber qué problemas están ocurriendo, que nos afecta, comentó.

 

“La política no se puede quedar en el funcionario público, es un todo. Vienen las elecciones en 2021, pero necesitamos conocer qué propuestas me están ofreciendo, por qué me están poniendo ciertas propuestas”, mencionó. 

 

Respecto al uso de las redes sociales como herramienta de participación consideró que “no son el medio idóneo para participar en política” porque es necesario hacer algo más que sólo exponer en redes una opinión sin conocer o interesarse más en lo que sucede en sus comunidades y en el país.

 

Se necesita tener una participación activa e ir buscando nuevas oportunidades. El interés en saber qué está pasando en mi país y cómo me afecta es necesario para participar en la política. Tomar iniciativa sobre esto y no verlo como una obligación, sino como una herramienta para mantenernos informados, ya que al final esto nos abrirá muchas puertas personales, profesionales o simplemente será algo que nos llene, acentuó.

 

La Consejera Electoral y moderadora del evento, María del Mar Trejo Pérez, señaló que existen diversas formas de participar en política, sin necesariamente ser parte de algún partido.

 

“Pueden participar en el Proceso Electoral como observadores y observadoras electorales, se pueden acreditar y observar cada una de las etapas del proceso electoral para saber qué se hace, ver de cerca todas las actividades y tener una perspectiva más amplia”.

 

Asimismo, añadió, si son invitadas o invitados podrían ser funcionarios de casilla, decir “sí” y participar, el hecho de ver cómo se cuentan los votos, la logística que conlleva y ver cómo se realiza, es la mejor manera de confiar en nuestras instituciones y en los procesos electorales.

 

Recordó que también se emiten convocatorias para ser Capacitadores y Asistentes Electorales y coordinar casillas o actividades.

 

Todas y todos podemos participar conociendo y replicando cada etapa del proceso electoral, porque al final las autoridades que sean electas con la decisión de las y los electores serán quienes tomen las decisiones y nos representen y la participación ciudadana es vital para fortalecer el sistema democrático del país.

 

 

Boletín de prensa