Promueven el almacenaje de la leche materna

 Especialistas destacan ventajas de la lactancia

Mérida, Yucatán, 30 de enero de 2020.- Madres trabajadoras pueden continuar laborando sin descuidar la lactancia de sus bebés por medio de una eficiente extracción de leche materna y un correcto almacenaje, explicó la nutrióloga del Centro Municipal de Atención Nutricional y Diabetes del Ayuntamiento de Mérida, Romina Castañeda Rodríguez.

Durante el taller “Extracción y almacenamiento de la leche y posturas para lactancia”, impartido en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), alumnos, profesores y público en general aprendieron habilidades para realizar correctamente el proceso de lactancia.

Los benéficos de que los bebes consuman leche materna son diversos, entre los que se encuentran el fortalecimiento del sistema inmunológico y digestivo, así como la reducción de la probabilidad de padecer obesidad en la etapa adulta, entre otras enfermedades.

“La Organización Mundial de la Salud recomienda que los bebés mantengan una dieta exclusiva de leche materna durante sus primeros seis meses, posteriormente se puede introducir alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia se sugiere hasta los dos años o más”, añadió.

Entre las tecinas de extracción de leche se encuentra la denominada “Marmet”, la cual consta de dos partes; una primera, en la que la madre estimula el pecho para conseguir que se produzca más fácilmente el reflejo de eyección de la leche; y la segunda, en la que se realizan movimientos para extraer la leche.

Se recomienda, dijo, practicarla, aprenderla y adaptarla a las necesidades de cada persona para poder tener mejores resultados, e igual existen diversos aparatos para recolectar leche de las madres pero estos varían de precio y deben ser esterilizados constantemente.

Un factor importante es el almacenaje de la leche cuando las madres terminan sus permisos de lactancia, por lo que se recomienda almacenarla en bolsas diseñadas para este fin y posteriormente meterlas al congelador para su correcta preservación, explicó la experta.

Para el consumo del infante las bolsas congeladas se bajan en la parte de refrigeración horas previas a la alimentación y luego se deben calentar con agua tibia para el consumo final, precisó.

Entre las recomendaciones para madres trabajadores, destacó que deben comenzar su banco de leche 15 días antes del término de sus permisos de lactancia, y también es importante continuar la recolección durante las horas de trabajo trasportando las bolsas en neveras con el fin de continuar almacenando el alimento que requiere el bebé.

 La vida de la leche materna varía en función de cómo se almacena: a temperatura ambiente de 25 grados, dura hasta seis horas; en una nevera portátil con bolsas de hielo, se mantiene hasta 24 horas; mientras que en un refrigerador, se conserva de tres a ocho días y en un congelador, puede usarse hasta seis meses después.

El Centro Municipal de Atención Nutricional y Diabetes del Ayuntamiento de Mérida, proporciona servicios y promoción de la salud para las familias de esta ciudad. Para más información se cuenta con el teléfono 928 04 56, y está ubicado a espaldas del Palacio Municipal.

Boletín de prensa