Lectura, cultura y talleres en el tercer día de la FILEY

Para los mayas, la fauna era misteriosa, admirable, temible y muchas de sus especies participaban de lo divino, como dioses.

Mérida, Yucatán, 18 de marzo 2019.- Tercer día consecutivo de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán 2019 y además de libros, la cultura también forma parte esencial de este magno evento, muestra de ello son los talleres impartidos en el stand “Voces y huellas, un encuentro con los mayas de ayer y hoy”.

Estos talleres tienen como objetivo impulsar el intercambio cultural, así como el fortalecimiento y preservación de la herencia maya, además de que permite el acercamiento de su comunidad educativa a las actividades que llevará este encuentro a sus distintos espacios.

El primer taller denominado “Armado de la casa maya” impartido por Aurelio Sánchez Suarez, tuvo una participación significante tanto de adolescentes como adultos mayores,  mostró cómo a través de la historia, se ha hecho única a las condiciones climatológicas, sociales, espirituales y religiosas de los habitantes.

El profesor explicó que las viviendas mayas llegaron a conformar una imagen característica del paisaje yucateco, expresión que le dan sus materiales de construcción, así como su forma y proporción, en particular, la paja de su techumbre y el bajareque (denominación de un sistema de construcción de viviendas a partir de palos o cañas entretejidos y barro recubriéndolos de sus paredes).

“Con el paso del tiempo, por diversas razones, sobre todo en las zonas urbanas se han ido transformando y en muchos casos desapareciendo”, apuntó.

En ese sentido, los participantes pudieron observar, cómo nuestros ancestros construían toda la vivienda y la importancia que le daban a su hogar desde el techo hasta paredes.

En ese mismo stand, se realizó el taller “Báalche ‘o’ ob. Los nombres de los animales de los antiguos mayas” impartido por William Mex Albornoz, en el cual participaron adolescentes y adultos mayores.

Mex Albornoz explicó el extenso vocabulario que existe en el estado y poco a poco ha ido desapareciendo, las nuevas generaciones olvidan los nombres mayas y utilizan solo el vocabulario coloquial, agregó.

Entre los animales nombrados estuvieron: Áak-tortuga, chab-oso hormiguero, chi’ich-pájaro, aayín-lagarto, cocodrilo, entre otros.

“Para los mayas, la fauna era misteriosa, admirable, temible y muchas de sus especies participaban de lo divino, como dioses, manifestaciones celestiales o símbolos de diversas ideas”. 

Asimismo, explicó que los consideraban entes semejantes a los humanos en sus formas y comportamientos, por lo que afianzaron una relación de hermandad con ellos y por lo tanto los consideraban parte fundamental en su vida.

Por otro lado, también hubo actividades para niños, entre las que se encuentran: storytelling & english workshop, comi-qeando, la tecnología en la ciencia ficción, del quijote al popol wuj, así como un cortometraje “shorts México A”, por mencionar algunos.

Una vez más, la FILEY se suma a las actividades culturales y en esta octava edición se cuenta con un programa cultural y artístico amplio con eventos diarios, a fin de motivar el acercamiento a la cultura y a los libros de todas las edades.

Boletín de prensa