Hay que reducir el 75% la movilidad en el estado: Vila Dosal

Si no se reduce hasta en un 75% la movilidad en el estado, serán insuficientes los espacios para atender a los contagiados graves de coronavirus, incluso con las ampliaciones recientes- Gobernador Mauricio Vila Dosal
La Fase 3 obliga a los yucatecos a cumplir las medidas anunciadas por las autoridades para salvaguardar la salud y evitar el aumento exponencial de contagios y fallecimientos.
La disposición de una persona por automóvil tiene como objetivo disminuir la movilidad y evitar que yucatecos se queden sin la atención médica que requieran.

Mérida, Yucatán, a 23 de abril de 2020.- “Hoy tuvimos el peor día desde que llegó el coronavirus a Yucatán, con 35 nuevos contagiados y 3 fallecidos”, informa el Gobernador Mauricio Vila Dosal. “Sé que es difícil, pero a quienes han seguido las medidas de prevención todo este tiempo, les pido un poco más de esfuerzo. Y a quienes aún no lo hacen, les pido que por favor lo tomen en serio”.

A nivel nacional, también se registraron cifras muy altas: 212 personas murieron en el país y 2132 se contagiaron en sólo 48 horas.

Vila Dosal enfatizó: “Cada vez que alguien no sigue las indicaciones, está poniendo en riesgo a su familia y a todos los demás”.

Una de esas indicaciones se aplicará a partir de mañana, viernes 24, para reducir la movilidad y evitar el contagio entre las personas, que en esta Fase 3 es exponencial. La disposición es que sólo se permitirá 1 persona por cada vehículo de uso particular.

El Gobernador explicó que esta disposición no es para evitar que se contagien las personas que viajen en un mismo automóvil, sino hacer que disminuya la movilidad en todo el estado. “Actualmente”, especificó, “se ha disminuido la movilidad en un 60%, y con esta medida se pretende que baje hasta un 70%, 75%”.

“Mientras menos personas estén fuera de sus casas, mientras menos estén en las calles, habrá menos contagios. Si hay menos contagios, habrá mayor capacidad para atender a quienes lo requieran”, recalcó Vila Dosal.

“No significa que te vayas a contagiar en tu automóvil o que se vayan a contagiar dos personas que viven en la misma casa por subirse juntos”, explicó. “Significa que al haber menos gente en los vehículos, habrá menos gente en la calle exponiéndose al contagio”. Hemos tenido casos de personas que siguen yendo en familia al supermercado, a la farmacia o realizando actividades no esenciales como salir a pasear o ir a la playa.

“Si iban dos personas al súper en un auto, las dos entraban al súper. Si iban dos a la farmacia, dos entraban a la farmacia…”. “El objetivo es que ahora sólo una persona vaya en el auto y, por tanto, sólo una se baje a realizar las actividades primordiales. “Así es como se reduce el número de contactos que tiene una persona y también disminuyen las posibilidades de tener contagios exponenciales”.

“Es necesario que se reduzca la interacción entre las personas, que cada vez sean más las que se queden en casa”, recalcó Vila Dosal. “La disposición de que sólo una persona vaya en un vehículo, con excepciones, tiene precisamente ese objetivo”.

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estarán atentos de que se cumplan estas medidas y tienen la orden específica de apoyar a casos excepcionales, como automóviles que transporten a personal médico, personas con alguna discapacidad y enfermos, entre otros. “Esta es una disposición para apoyarnos entre todos, para cuidar nuestra salud”, reiteró Vila Dosal.

Si se respetan esas disposiciones, “las ampliaciones del Siglo XXI y del hospital de Valladolid serán suficientes para atender a los pacientes graves”. En caso contrario, alertó Vila Dosal, “si no disminuimos la movilidad, aumentarán los contagios y no vamos a tener la capacidad de atenderlos a todos”.

Antes del inicio de la Fase 3, los integrantes del comité de expertos en salud pública y del equipo técnico de la Secretaría de Salud advirtieron de la necesidad de reducir el contacto de las personas y disminuir así los contagios, pues la capacidad hospitalaria sería insuficiente para atender a los contagiados.

Aún con los esfuerzos que representó la instalación de 500 camas en el Centro de Convenciones y Exposiciones Yucatán Siglo XXI y de otras 100 en la ampliación temporal del Hospital de Valladolid, “si no se reduce la movilidad y el contacto entre las personas, el sistema de salud no se va a dar abasto”.

“Por eso, reitero: cada vez que alguien no sigue las indicaciones está poniendo en riesgo a su familia y a todos los demás. La disposición de una persona por auto no es para evitar contagios entre los pasajeros, sino para reducir la movilidad y evitar que el virus siga propagándose”, explicó de nuevo.

El Gobernador hizo un nuevo llamado a la solidaridad y responsabilidad de los yucatecos, “hasta ahora, ejemplar”, para que “sigamos dando nuestro máximo esfuerzo y lograr mantener las previsiones para que a partir del 1 de junio podamos regresar a la normalidad de una manera escalonada y progresiva”.

Boletín de prensa