Inicio Locales Hacia una nueva escuela

Hacia una nueva escuela

136 lecturas
0

Docentes analizan modelos híbridos de enseñanza 

 

Mérida, Yucatán, 14 de mayo de 2021.- Docentes de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y la Fundación Universitaria del Área Andina (Areandina), en Colombia, coincidieron en aplicar nuevos métodos educativos, como el aprendizaje híbrido, para continuar con una educación de calidad en sus respectivas instituciones. 

En el marco del día del maestro, las Facultades de Educación de la UADY y Areandina celebraron un conversatorio bajo el lema “Todo ha cambiado para siempre”, en donde los docentes compartieron los retos y acciones que se han tomado en las aulas desde que inició la pandemia por Covid-19. 

En su turno, el director de la Facultad de Educación de la UADY, Pedro Canto Herrera, recordó que al inicio del confinamiento la Universidad tomó acciones como terminar el semestre en modalidad virtual; cambiar las convocatorias para los exámenes de ingreso a los programas educativos; y suspender las actividades académicas como foros, simposios y congresos.  

Además, se presentaron retos, entre ellos, y uno de los más preocupantes, fue que no todos los estudiantes contaban en sus casas con acceso a una computadora e internet; los programas de las asignaturas estaban elaborados para ser en sesiones presenciales; y no todos los profesores estaban preparados para trabajar en línea con los estudiantes. 

Canto Herrera apuntó que para continuar con una educación de calidad se plantea una “nueva escuela” en la cual intervienen el aula, aulas virtuales, educación dual, escenarios reales y educación no formal, como lo son visitas a museos.  

Por su parte, el profesor de Areandina Carlos Gutiérrez González destacó que en esta institución adaptaron el Modelo de Aprendizaje Aumentado, el cual se basa en darle más seguimiento, interacción, prácticas y responsabilidad al estudiante. 

Subrayó que, finalizando este ejercicio académico, durante el primer año de pandemia llegaron a la conclusión de que el estudiante pierde vínculos afectivos y actitudinales, tiempos de realimentación, motivación en el proceso de aprendizaje, salidas de campo y habilidades blandas, por mencionar algunos. 

En contraste, los alumnos ganaron creatividad e innovación, aprendizaje autónomo, organización del tiempo, adaptación a nuevos contextos de aprendizaje, interacción con la familia, seguridad y salud y mayor oferta a eventos académicos, entre otros. 

Informó que algunos de los desafíos para el 2021 sin trabajar en las rutas didácticas centradas en el estudiante, consolidación del aprendizaje invertido y el fortalecimiento de la ruta de evaluación formativa. 

Para lograr lo anterior, se planea tomar acciones pedagógicas centradas en el fortalecimiento de las funciones sustantivas multicampus; generación de comunidades de aprendizaje; y el desarrollo de guías de aprendizaje, diarios de docente y de estudiante.  

 

 

 

Boletín de prensa