Hacer más con menos para apoyar a los yucatecos que más lo necesitan

El Gobierno del Estado entrega el IV Informe Trimestral 2019, en donde se describen las finanzas estatales de todo el año

Mérida, Yucatán, 8 de febrero 2020.- En cumplimiento de la Ley, el Gobierno de Estado, a través de la Secretaría de Administración y Finanzas, entregó al Congreso el IV Informe Trimestral 2019 con las cifras preliminares del ejercicio fiscal.

Como se puede apreciar en este informe, en “2019 se hizo más con menos para apoyar a quienes más lo necesitan”, resume la secretaria de Administración y Finanzas, Olga Rosas Moya.

La funcionaria explicó, tal y como se muestra en los balances, que no sólo se logró frenar el aumento en el gasto corriente que se había experimentado en años anteriores, sino que éste incluso disminuyó “reduciendo lujos y prestaciones innecesarias a los funcionarios de primer nivel y haciendo ajustes en el aparato administrativo”-.

Gracias a estas medidas, puestas en marcha desde el inicio de esta administración estatal, se pudo hacer frente a la nueva realidad administrativa y política federal, que “se cristalizó con una drástica disminución de recursos, algo que no sólo sucedió en Yucatán sino en la mayoría de los estados del país.”

“Se tomaron las medidas necesarias, de manera oportuna”, considera la titular de la Secretaría de Administración y Finanzas, “lo que nos permitió fortalecer los programas sociales e incluso crear nuevos, en beneficio de los yucatecos que más lo necesitan, como es el caso de Médico a Domicilio y Médico 24/7”.

Hay que recordar que se recibieron menos recursos de la Federación. Los ingresos totales recibidos durante 2019 ascienden a 37,962 millones de pesos, sin incluir financiamientos de corto plazo y el programa Yucatán Seguro. Los ingresos federales disminuyeron 2,393 millones de pesos en términos reales con respecto a 2018. “Los reportes trimestrales reflejan un presupuesto balanceado, resultado de disciplina financiera”, concluye la funcionaria.

La reducción de recursos federales más significativa se tuvo en convenios, principalmente en el Fondo de Fortalecimiento Financiero y U080, que es para nómina del magisterio.

También se optimizaron los recursos, indica. En 2019 se gastó 3,742 millones de pesos menos en términos reales que en 2018. Las medidas de eficiencia y control de gasto público lograron contener y cumplir en todo momento el presupuesto establecido. Los bienes y servicios del sector central ejercidos en 2019 ya se pagaron o están en proceso de pago. “Esta disciplina financiera no se había observado en muchos años”, asegura.

Además, se distribuyeron mejor los recursos, explica Rosas Moya. Gracias a las políticas de austeridad se ahorraron 1,301 millones de pesos en los rubros de materiales y suministros, servicios generales y bienes inmuebles y muebles: se eliminaron gastos innecesarios o que representaban lujos. En consecuencia, se destinaron más recursos a programas prioritarios de salud, seguridad, educación, mujeres, obra pública e inversión tecnológica para una operación más eficiente.

“Se gastó menos en combustible (menos 289 millones de pesos), arrendamiento de vehículos, incluidos los de lujo que utilizaban integrantes del gabinete ampliado de la administración anterior (menos 215 millones de pesos) y servicios de telefonía celular (menos 7 millones de pesos), entre otros rubros”, ejemplifica la secretaria Rosas Moya.

Se distribuyó el gasto favoreciendo programas de salud, como Médico a Domicilio y Médico 24/7, de vivienda y de centros de emprendimiento.

Boletín de prensa