Gobierno federal no le da importancia a la crisis económica que se avecina por la Covid-19: Canaco Mérida.

Debe considerar promover estrategias que ayuden a que las compañías puedan seguir manteniendo su planta laboral aun con la inactividad.
Las plazas laborales ayudarán a que la productividad se reactive de manera pronta y no se tenga una recesión de mayor tiempo.

Mérida, Yucatán, 6 de abril de 2020.- La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) de Mérida lamenta la falta de importancia que tiene para el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador la crisis económica nacional que se avecina como consecuencia del Covid-19, que tiene detenida la actividad industrial y comercial en el estado y el país.

El presidente de la Canaco Mérida, Michel Salum Francis, indicó que los apoyos sociales para los grupos vulnerables son esenciales para evitar que ese sector tenga dificultades ante la falta de productividad de las empresas, el gobierno debe promover estrategias que ayuden a que las compañías puedan seguir manteniendo su planta laboral aun con la inactividad.

Como sector empresarial, señaló, esperábamos que el gobierno federal tomara en cuenta nuestras opiniones, que diera facilidades para cumplir con las declaraciones y pagos de los impuestos, pues ello nos ayudaría a solventar la nómina de las empresas sin despedir a trabajadores, petición que apoyamos y que fue sugerencia del propio presidente de la república.

Sin embargo, este domingo solo vimos un pequeño informe de actividades del primer trimestre, que es bueno para que la sociedad conozca qué se hace y cómo se gasta el recurso público, consideramos que no era el momento preciso para ello, porque hay temas más importantes que tratar y solucionar como es la salud, por el Covid-19 y el económico, por la falta de productividad de las empresas.

Michel Salum subrayó que contrario a propuestas que ayuden a generar productividad en el país, López Obrador anunció paliativos, como obras de infraestructuras que solo darán empleos temporales y que luego no generara productividad en las empresas ni en el país.

“Los empresarios no pedimos que se exenten los impuestos, sino una prórroga para poder cumplir con la solicitud del propio gobierno, no despedir trabajadores, y así mantener plazas laborales que ayudarán, una vez superada la contingencia, a que la productividad se reactive de manera pronta y no se tenga una recesión de mayor tiempo,” aseveró.

Las empresas generan las fuentes de empleos y aportan, vía impuestos, los presupuestos que se destinan para acciones gubernamentales, y el hecho de no tomarnos en cuenta solo nos dice que la actual administración tiene como prioridad solucionar los problemas a través de apoyos sociales sin tomar en cuenta la productividad.

Michel Salum advirtió que de no presentar un plan de apoyo para el sector productivo, las primeras afectadas serán las micros, pequeñas y medianas empresas, que representan el 98 por ciento de las unidades de producción del país, generando el 80 por ciento de los empleos formales de México.

Boletín de prensa