El Mérida Fest logra su meta: miles de personas conviven y gozan la ciudad

Luego de 22 días de actividades, la edición 2020 del Mérida Fest logró convocar a miles de personas de todas las edades que además de adueñarse del espacio público, conocieron una oferta multicultural de calidad que permitió consolidar a Mérida como destino cultural y turístico.
De acuerdo con cifras estimadas por la Dirección de Cultura, la asistencia a los eventos programados durante el festival, llegó a más de 190 mil asistentes que acudieron a los 203 eventos que se ofrecieron en 55 sedes de la ciudad.
La lista de artistas fue de 873 invitados que llegaron con diferentes proyectos de Argentina, Estados Unidos, Italia, República Checa, Cuba, Turquía, Palestina, Canadá, Portugal, España, Francia, Dinamarca, Argelia, Japón, Holanda, China, Nicaragua y Colombia, junto con el talento mexicano y local.
Este año uno de los mensajes del festival, que se logró con éxito, fue “vivir para convivir”, lograr el diálogo entre unos y otros, que es lo que buscan las políticas culturales que promueve la administración municipal que encabeza el alcalde Renán Barrera Concha. Además se convocó a artistas de diferentes disciplinas y países, pues la cultura la entendemos como un bien artístico pero también creativo que incluye, además de las bellas artes, la moda, el arte, los juegos tradicionales, la tecnología y muchos otros valores con los que vivimos y se convive a diario.
La música fue capaz de unir a la sociedad de diferentes culturas del mundo con las presentaciones de Diego Torres, el Trío Nueva Colombia, Pancho Amat y su Cabildo del Son, Sankofa Danzafro, Light in Babylon, Al Carmel y la portuguesa Fábia Rebordão.
En colonias y comisarías de Mérida el talento local hizo de las suyas con las propuestas de teatro regional, donde las familias vivieron momentos de convivencia. Fueron 15 presentaciones con Érick Ávila “Cuxum”, Balita Balam, Asunción Hass “X’tupita”, Rigel Escobedo “Kahuito, Jorge Alberto Maldonado “Pinole”, Norma Rodríguez “X´Lucrecia”, eventos de comedia a los que se sumó Aldo Pascual en su papel de la bruja Cuchi Cuchi con “Maléfica a mucha honra” con el grupo Toy Factory y la presentación de varios tríos.
El concierto de clausura del festival con la banda argentina “Los Pericos” permitió un reencuentro generacional en la Plaza Grande, donde miles de personas corearon y bailaron éxitos como “Runaway” “Waiting”, “Párate y mira” y “El ritual de la banana”.
Minutos antes del concierto, los músicos ofrecieron una rueda de prensa en la que, entre otras cosas, atribuyeron su éxito al ser un grupo que por 33 años ha sabido compartir una propuesta que reúne muchos géneros, una banda que le gusta tanto a un joven como a un adulto mayor y que se ha construido con base en la amistad y perseverancia. “Hay que creer en lo que uno hace para alcanzar el éxito” expresaron. Los Pericos viajaron esta semana a Chile para luego continuar una serie de presentaciones en Argentina, Uruguay, dos fechas en México y una gira de 13 conciertos por Estados Unidos antes de retornar a su natal Argentina.
El Mérida Fest contó con foros de diálogo a través del Coloquio Internacional de Diplomacia Cultural en las Ciudades. Asimismo la poesía obtuvo nuevos seguidores juveniles meridanos ávidos de conocer más de la obra de Gioconda Belli, Nuno Júdice y Miriam Moscona luego de los tres encuentros que ofrecieron en el Centro Cultural Olimpo, evento realizado en coordinación UC- Mexicanistas, asociación que preside la Dra. Sara Poot.
De los espectáculos que más sorprendieron a la sociedad destacó “Fanfarrias en el aire”, una propuesta especial para Mérida creada por la compañía Ilaii, en la que 15 músicos suspendidos a 25 metros de altura, interpretaron temas húngaros mientras nueve artistas, bailarines y acróbatas fusionaron el espectáculo con una fiesta gitana desde el escenario. El éxito de las cuatro presentaciones en el remate del Paseo de Montejo se vio reflejado con llenos totales.
La asistencia de las familias y de visitantes extranjeros fue otro común denominador en los diversos espectáculos, además de que se incluyó una programación para todos los gustos. El público infantil conoció la propuesta de la compañía mexicana “Marionetas de la esquina”, con dos puestas en escena, una de ellas con títeres, con mensajes y valores.  Siempre en la disciplina de artes escénicas se tuvo la presencia de la Compañía Nacional de Teatro con la exitosa obra “Las Preciosas Ridículas” y la Compañía Teatral del Norte con “El mentidero de Chico Talegas”.
La juventud también colmó los espacios abiertos en la “Nochde de Dj’s”, “Good Vibras 5”, con música electrónica y reggae, respectivamente, el Anison Concert Live (bandas sonoras de series de anime y videojuegos) y el Tributo Sinfónico “Puro Rock’Nroll” con la Orquesta de Cámara de Mérida, así como las propuestas de Nación Ekeko y Paloma del Cerro.
Por primera ocasión el Mérida Fest  promovió una nueva forma de concebir el arte, la cultura y el desarrollo sustentable a través de “El Picnic”, actividad que durante dos días invitó a los ciudadanos a disfrutar el medio ambiente y cuidarlo desde el Parque Ecológico del Poniente. En el proyecto tomaron parte varias direcciones del Ayuntamiento de Mérida, agrupaciones sociales y emprendimientos creativos a través del Colectivo Bazar. Como invitados especiales se presentó la compañía Titeradas y las propuestas mexicanas de Tropicalicia y Triciclo Circus Band.
Grupos invitados como “Los socios del ritmo” y el Mariachi Gama Mil confirmaron con sus ritmos el por qué siguen en el gusto popular. Lo mismo sucedió con la actuación de los grupos locales Los Méndez, La Banda Israel y Cleiver y la nueva imagen.
El Museo de la Ciudad también fue visitado al inaugurarse cuatro nuevas exposiciones, mientras que en el Centro Cultural Olimpo continúa en exhibición la muestra “Picasso. Genio de las Artes”.
Los estrenos también fueron parte de la cartelera del festival, con los 21 proyectos seleccionados de la convocatoria 2020 del festival, como “Mujer inmortal”, “Una soprano en el tiempo con el pianoforte”, “Ilineando líneas”, “Conejo a la Luna” y “Jazz del Sureste”, entre otros.
Valores como la paz, el respeto, la diversidad y la armonía con el medio ambiente también se pusieron de manifiesto a lo largo de los festejos a Mérida, donde todos los eventos fueron con acceso gratuito.

Boletín de prensa