Aún faltan esfuerzos para materializar el derecho de las víctimas

En los últimos 30 años ha habido grandes avances en materia de derechos de víctimas en las leyes de Europa y en general en todos los países del mundo, pero aún faltan esfuerzos para que esos avances en la ley se vuelvan realidad en los hechos, señaló el profesor de derecho criminal, procedimiento penal y victimología de la universidad de de Tilburg, Países Bajos, Marc Groenhuijsen en la conferencia que ofreció esta tarde en el auditorio “Víctor Manuel Cervera Pacheco” del Tribunal Superior de Justicia.

Es necesario que haya condiciones para transformar lo que expresa el papel en la realidad, para que sea efectiva la implementación de estos avances y que estos puedan medirse. Pero también se requiere empatía por parte de todos aquellos que intervienen en los procesos, particularmente de los policías que son quienes tienen el primer contacto con las víctimas, aseguró.

El doctor Groenhuijsen hizo un recorrido histórico por los avances de leyes que protegen a las víctimas en Europa, que inicia adoptando una directiva de las Naciones Unidas en 1985. Luego se dio un primer paso en la Unión Europea en 2001 cuando se adoptó un marco legal propio, es decir un instrumento legal regional acorde a los estándares internacionales y que incluye el asesoramiento y apoyo a la víctima en diversos aspectos, incluyendo evitar la revictimización y la adopción de medidas encaminadas a acabar con este riesgo.

Groenhuijsen recordó que en 2012 la Unión Europea adoptó una nueva directiva que incluyó provisiones generales para asegurar que las víctimas de un crimen reciben información apropiada, apoyo, protección y sean capaces de participar en el proceso penal.

El también autor de diversas obras sobre el tema enfatizó la obligación del Estado para proveer información a las víctimas. " Si se quiere tomar seriamente a las víctimas hay que darles información y apoyo", aseguró.

Agregó que muchos países han fallado en este punto porque no informan apropiadamente a las víctimas. "Imagínense ustedes mismos en esa situación, que su hijo haya muerto y que las autoridades no proveen con información sobre la investigación, esa ausencia de información causa alienación, causa revicitimización, es otro crimen del sistema", apuntó.
Señaló que según sus investigaciones solo 70% de las víctimas recibe la información que debería según los estándares mínimos de las legislaciones de 30 países.

El siguiente derecho de la víctima es recibir apoyo, acceso a apoyo confidencial sin costo, apoyo de servicios de especialistas, apoyo psicológico y emocional, asistencia práctica, apoyo para contar con financiamiento, aviso de riesgo de revicitimización, es decir un apoyo integral.
El Dr. Groenhuijsen resaltó la participación de las víctimas en el proceso penal en Europa, en el que puedan aportar evidencias, revisar las actuaciones del ministerio público, reciben asesoría legal cuando se tiene el carácter de parte, el reembolso de costos de acuerdo con su rol en el proceso y la compensación del victimario. También señaló que la protección a la revictimización, intimidación, realieanación, daño emocional y psicológico, suena fácil y evidente, pero en muchos casos no se cumple.
 
Resaltó que se debe hablar de victimología diferenciada, ya que existen investigaciones que establecen que las víctimas pueden reaccionar de diferente manera en situaciones iguales, por lo que no debemos ver a las víctimas como un grupo igual. Agregó que en la legislación de la Unión Europea existe el concepto de víctimas particularmente vulnerables y por ello reciben una atención particular e individualizada y se pueden beneficiar de medidas particulares de acuerdo a su vulnerabilidad particular, estos se enfocan en características personales, por ejemplo, niños, adolescentes, el tipo de naturaleza del crimen y las circunstancias del crimen.
El Dr. Groenhuijsen concluyó que desde 1985 ha habido progreso en México y en todos los continentes, donde el trato de las víctimas ha mejorado, sin embargo, existen retos para que, en los procesos, las víctimas sean tomadas en cuenta.

Boletín de prensa